¡Estos son los secretos mejores guardados y que nunca nadie va a decirte acerca de la Menopausia!

¡Estos son los secretos mejores guardados y que nunca nadie va a decirte acerca de la Menopausia!

Es el momento de la vida de una mujer en el que sus periodos (menstruación) cesan. En la mayoría de los casos, se trata de un cambio corporal normal y natural que casi siempre ocurre entre los 45 y 55 años de edad. Después de la menopausia, una mujer ya no puede quedar embarazada.

También te puede Interesar:  El mágica receta casera para el crecimiento del pelo rápido! Sólo 3 Ingredientes!

Durante la menopausia, los ovarios de una mujer dejan de producir óvulos. El cuerpo produce una cantidad menor de las hormonas femeninas estrógeno y progesterona. Los menores niveles de estas hormonas causan los síntomas de menopausia. Los periodos se presentan con menos frecuencia y finalmente cesan. Algunas veces, esto sucede de repente, pero casi siempre los periodos cesan lentamente con el tiempo.

A continuación, en este artículo te mostraremos los 5 secretos que probablemente nadie te revele sobre la menopausia:

1.- Aumento de peso: Subir de peso es bastante común en la menopausia y es algo que ocurre de manera gradual. Durante el envejecimiento se producen cambios en la distribución de la grasa corporal, por lo que la grasa se acumula más en la zona abdominal. En el aumento de peso se pueden ganar de 5 a 25 libras, por lo que debes llevar una alimentación saludable y hacer ejercicio mínimo 30 minutos al día.

2.- Huesos débiles: Durante la menopausia los ovarios dejan de producir unas hormonas llamadas estrógenos, las cuales se encargan de mantener los huesos fuertes. Sin embargo, puedes controlar el estado de tus huesos con el consumo de alimentos ricos en calcio y vitamina D, así como también realizando alguna actividad física todos los días.

3.- Cambios de humor: Las fluctuaciones hormonales en la menopausia suelen producir alteraciones en la química cerebral, por lo que se tienen cambios de humor con frecuencia. Es por eso que de repente sientes tristeza, ansiedad, coraje, vulnerabilidad y agotamiento.

4.- Problemas para dormir: Estos pueden estar relacionados con los sofocos que aparecen durante la noche, pero también por la disminución de estrógenos y progesterona, así como de la inestabilidad emocional.

5.- Sofocos y sudoración: Estos se deben al aumento y descenso repentinos de la temperatura corporal, por lo que los sofocos provocan palpitaciones cardíacas, sensación de ansiedad, tensión y temor.

 

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *