Tratamiento natural de los poros dilatados

Los poros dilatados pueden surgir debido a una piel grasa, los cuales tienen la capacidad de irse agrandando conforme la edad aumenta. Existen varios tratamientos a los que se pueden someter. Sin embargo, los naturales, además de tener un costo menor que los industriales, tienen la posibilidad de ser más efectivos.

De esta forma, éstos mantienen la piel aseada y se eliminan así los poros agrandados y obstruidos junto con los puntos negros y otras manchas.  Por esta razón, se aconseja emplearlos de manera frecuente y a largo plazo para mantener una piel sana.

Causas

Los poros visibles en la piel que se ven con más frecuencia en el rostro, son los conductos de salida de las glándulas internas productoras de sebo. Éstas varían, dependiendo del sexo, genética y la edad. Además, también difieren respecto al uso de métodos anticonceptivos o estrógenos en algunas personas.

La mayor causa de los poros dilatados es tener una piel grasa. Esto se debe a que los poros llegan a contener un porcentaje alto de ella causando que éstos se abran por retener impurezas y células muertas. La dimensión de las glándulas sebáceas se incrementa y, de esta forma, se origina un mayor porcentaje de grasa. Éste ayuda a propiciarle acidez a la piel y otorga lubricación. Junto a esto,  las células muertas y el sudor producido crean un manto ácido para prevenir ciertas infecciones provenientes de bacterias, virus y hongos.

Sin embargo, el problema radica cuando la cantidad de sebo sobrepasa lo neutral y se engendran los poros dilatados. De esta manera, la piel se trona brillante y grasosa. También, los que sufren de este acontecimiento dermatólogo, tienden a tener acné debido a que éste puede formarse gracias a las glándulas sebáceas.

Su tamaño depende del área afectada y de la concentración de grasa en la piel. Ahora bien, la mayoría de individuos tienen a generárseles en la nariz y en las áreas del centro facial.

Tratamientos naturales

Hay diferentes maneras naturales que pueden hacer que los poros dilatados desaparezcan:

¡Basta con una cucharada de mayonesa!

Solamente una cucharada de mayonesa aplicada por todo el rostro es suficiente. Se deja actuar por 20 minutos y el vinagre y el huevo que se encuentran en la mayonesa ayudarán a encoger los poros y a dejar una piel más tersa.  No obstante, no es recomendable para quienes tengan un cutis graso.

Un antiguo remedio: el suero de leche

Además de ser un antiguo producto para aclarar la piel, el suero de leche ayuda a disminuir el tamaño de los poros abiertos. El tratamiento consiste en que, por las noches, se debe lavar la cara. Luego, se restriega un algodón que contenga suero de leche por el rostro. Después de 20 minutos, se debe lavar con agua fría.

Mascarilla de miel, limón, manzana y yogurt

Se debe agregar una cucharada de yogurt a una manzana rallada. De igual forma, se le agrega una cucharada de miel y de limón. Se mezclan los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y luego se aplica en el rostro de unos 15 a 20 minutos. Esta mezcla que a la vez suaviza la piel, es perfecta para utilizarla antes de dormir.

Mascarilla de almendra

Se debe licuar 1/3 de taza de almendras hasta que se hagan polvo. Después, hay que agregarle de forma paulatina agua hasta obtener una masa.  Ésta debe aplicarse empezando por la nariz y extenderla a las áreas que contengan los poros dilatados. Se deja actuar durante 30 minutos y, luego, hay que lavarse el rostro con agua tibia. Este tratamiento debe realizarse por lo menos 2 veces por semana.

Mascarilla de limón

La mascarilla de limón se forma al mezclar zumo de limón con un poco de agua. Se debe aplicarlo con algodón y dejar actuar por aproximadamente media hora evitando contacto con los ojos. Por último, se elimina la mezcla con agua fría.

Remedio de papaya

El primer paso es lavarse el rostro para luego frotarse una papaya pelada en él. Debe de realizarse con la parte de adentro de la cáscara. Luego del transcurso de 15 minutos,  hay que lavarse la cara con agua un poco caliente. Además, el tratamiento sirve para la posible disminución de pecas.

Mascarilla de pepino, manzana, huevo y leche

Solamente se necesita mezclar clara de huevo con una cucharada de leche en polvo. Estos dos ingredientes se deben batir sin que salga espuma para luego agregarles la manzana y el pepino rallados. Se vuelve a mezclar hasta tener una pasta uniforme y se aplica al rostro durante 15 minutos para luego remover la mascarilla con agua tibia.

Mascarilla de arcilla

La mascarilla de arcilla debe aplicarse una vez a la semana y debe fabricarse con un día de antelación. De esta forma, la arcilla puede aspirar mejor la suciedad y la grasa de los poros y ayudar a absorber el exceso de aceite. Además, reduce los poros dilatados debido a que los limpia.

Gotas de limón

Lo único que se necesita es agregar a la crema facial unas gotas de limón en otro contenedor. Después, se mezcla y se aplica al rostro como si fuera una mascarilla ente 15 a 20 minutos. Luego, se retira la mezcla con agua tibia.

Otras opciones

  • Exfoliación: La exfoliación ayuda en gran medida a reducir los poros dilatados. El ácido glicólico en los exfoliantes ayuda a suavizar los sumideros de ácido salicílico más profundos y  la capa superior de la piel. De esta forma, los poros se desbloquean y su tamaño disminuye.

Si la piel es muy sensible o tiene acné. es recomendable utilizar enzimas exfoliantes en las que se encuentre alfa-hidroxiácidos (AHA )  en vez de fregado. De lo contrario, podrían surgir bacterias o la piel estaría en la posibilidad de rayarse. Junto a esto, es aconsejable que los exfoliantes contengan retinol para que la producción de células sea más eficiente y, de esta manera, puede realizarse una exfoliación desde adentro. No obstante, las embarazadas no deben utilizar retinol bajo ninguna circunstancia.

  • Hidratar y limpiar el cutis: Para acabar con los poros dilatados, se puede utilizar un limpiador de piel que no la raye y dañe. Además, hay que evitar algunos productos que la deshidratan debido a que hace que los poros sean más notorios y visibles. Junto a esto, se deben evitar las exposiciones al sol y reducir o eliminar el consumo de cigarros.

El rostro debe lavarse con un jabón suave y, siempre que se utilice maquillaje, hay que procurar removerlo antes de dormir para que los poros estén limpios. También, se puede efectuar una limpieza diaria con una crema hidratante que no contenga aceite.

  • Cuidado diario: Los tratamientos para los poros no deben contener alcohol. Hay que procurar que la crema empleada pueda ser utilizada debajo del maquillaje y que contengan ácido salicílico y agentes matificantes para que absorban el aceite en la piel. Otros beneficios incluyen la capacidad de darle suavidad a la piel y una mejor textura de la misma
  • La microdermabración: Ésta consiste en una exfoliación un tanto extrema para quienes los poros dilatados son un problema continuo. De esta manera, la piel se suaviza, los poros dilatados se reducen, se eliminan algunas arrugas y manchas secas. Por esta razón, constituye una buena opción para quienes tengan la piel madura e inconvenientes con los poros.
  • Láser: Los tratamientos con láser se recomiendan como última opción debido a que es costoso, Sin embargo, sus efectos tienen más permanencia. Éstos se emplean en spas médicos y clínicas privadas. El proceso de los tratamientos con láser constituye en un pulso de luz que se dirige de forma directa en la piel. Si se utiliza, hay que evitar el contacto con el sol para que la piel no sufra daños.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *