Trucos para mantener un buen aliento siempre

Hay pocas cosas que resulten más desagradables o incómodas que hablar con alguien que tenga mal aliento. Si eres tú quien sufre de halitosis, ya sabes lo vergonzoso que puede llegar a ser este problema. Quizás has probado con masticar un chicle pero, si es un problema que persiste, sigue nuestros consejos para tener buen aliento.

Usa hilo dental diariamente

Cepillarse los dientes es parte de la rutina diaria, pero no todos utilizamos el hilo dental. Si no lo usas, la comida permanece entre los dientes y alimenta a las bacterias que habitan tu boca. Esto aumenta tu problema, que es difícil combatir solo con el cepillo de dientes, la pasta y el enjuague.

Al lavar tus dientes, no te olvides de la lengua. Usa un cepillo especial para este fin y evita que se forme la placa.

Incrementa tu consumo de agua

Muchos ni siquiera lo consideran, pero la deshidratación es uno de los principales causantes de la halitosis. Asegúrate de consumir dos litros de agua al día para tener un buen aliento. El agua se encarga de remover las bacterias de la boca y, si pasas mucho tiempo sin tomar agua, estas se reproducen libremente.

Cuanta más agua tomes, más saliva tendrás. Esto es bueno porque la saliva también ayuda a eliminar las bacterias. Además, al ser rica en oxígeno, la saliva dificulta la supervivencia y aumento de bacterias.

Busca alimentos ricos en cinc

¿Dirías que tienes una dieta variada y saludable? Piénsalo bien, porque quizás no lo es tanto como debería. Un consumo apropiado de productos como nueces, carnes orgánicas, semillas y cacao puede ayudarte a tener un buen aliento, por el cinc que contienen estos alimentos, que evita el exceso de bacterias en la boca. Es común encontrar que los productos de higiene bucal lo tienen como uno de sus principales componentes.

Toma probióticos

Un sistema digestivo que no trabaje bien se cargará de toxinas que, después de algún tiempo, producen mal aliento. Puedes evitar este desagradable problema si incluyes probióticos de forma regular en tu alimentación. La mejor alternativa son los probióticos naturales que encuentras en productos como el yogur o los quesos.

Si tienes alergia a los lácteos, puedes consumir suplementos de probióticos, fáciles de adquirir en tiendas naturistas.

Lleva una dieta equilibrada

Una dieta baja en carbohidratos, grasas y proteínas te facilitará tener un buen aliento. Ciertos alimentos, como los espárragos, contienen ketonas que se quedan en tu boca y provocan halitosis. Procura que tu dieta sea rica en:

  • Brócoli.
  • Zanahorias.
  • Menta.
  • Manzanas.
  • Apio.

Las frutas y verduras de textura crujiente son excelentes, porque limpian de forma natural los dientes y la lengua al comerlos.

Deja de fumar

Fumar es un hábito desagradable que no solo amarillenta tus dientes y reseca tu boca, también te provoca mal aliento. Los residuos de nicotina que se quedan en tu boca se van a los vasos sanguíneos y limitan la creación de saliva. Recuerda que, si no hay suficiente saliva, las bacterias de la boca aumentan.

Estos sencillos trucos te permitirán tener un buen aliento siempre, y no te olvides de visitar regularmente a tu dentista

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *