¿Cómo tratar la hipertensión? conoce aquí 4 remedios naturales

Te sorprenderás de cuán sencillos y accesibles son estos remedios

1. Jugo de limón y perejil

Retener líquidos en el cuerpo humano jamás es señal de algo positivo, especialmente si se sufre de hipertensión.  El limón tiene maravillosas propiedades en este sentido, por ser un portador excepcional de vitamina C. Característica ideal para combatir las toxinas y agentes que se acumulan por el almacenamiento de líquidos.

Además, la propiedad estrella del jugo de limón es su capacidad diurética y filtradora. Recuerda, que como buena fruta que es, contiene grandes cantidades de agua que se traducen como la herramienta ideal para la depuración asegurada y natural para el cuerpo.

Es recomendado ingerir todos los días uno o dos vasos de zumo de limón sin azúcar en ayunas, para así condicionar al organismo a la depuración y eliminación de sustancias que puedan elevar la tensión. La prevención y disciplina lo es todo aquí.

2. El ajo

Es considerado sumamente útil para tratar un sinfín de patologías médicas, nutricionales, ortopédicas, y muchas más. En el caso de la presión alta o hipertensión, el ajo es indicado para paliar los síntomas de esta enfermedad.

Muchos especialistas recomiendan el consumo de ajo como tratamiento natural para la presión alta, además ayuda a reducir el colesterol. Las propiedades del ajo aportan beneficios en la dilatación de las arterias, a la vez que ayuda a prevenir la formación de trombos.

Puede consumirse en tabletas (tabletas de ajo), incorporar ajo a nuestras recetas o consumir diariamente un diente de ajo limpio, después de haber reposado por 6 o 8 horas en un vaso de agua. Puedes ponerlo a macerar mientras duermes y tomarlo la mañana siguiente.

3. Chocolate negro

 

Sí, sabemos muy bien que este remedio te va a gustar. O al menos, algo de entusiasmado debe generarte esta exquisita alternativa. El chocolate negro contiene  flavonoides,  éstos aportan beneficios extraordinarios para la salud del corazón y ayudan a diminuir la presión arterial.

Por ello algunos especialistas recomiendan

4. Aceite de oliva

una pequeña dosis diaria. Ten presente que debe ser chocolate negro , pues el de leche no proporciona los mismos efectos en el cuerpo.

Desde la época de los egipcios, los beneficios que se les atribuyen al oliva y a sus derivados son bastantes conocidos en la rama de la salud.  Con respecto a la hipertensión, el aceite de oliva funciona como un regulador natural dentro del cuerpo.

Esta grasa saludable está formada por tres mil componentes diferentes. Entre algunas de sus destacadas propiedades están: ayuda a evitar la oxidación de las células, a regular y controlar mejor la diabetes, y a reducir el colesterol malo.

Ya sabes, incorpora el aceite de oliva a tu dieta y cuidarás tu salud. No obstante, al igual que con los remedios expuestos anteriormente, su  efecto dentro del organismo mejorará con la aplicación sistemática y disciplinada.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *